Skip to content

This article was translated by Carol Bono. Click here to read the original article in English.


Mientras que el experimento del aprendizaje a distancia recorre Carolina del Norte y el resto del país, hay estudiantes a quienes el cambio les ha impactado más que al resto. Para el estudiantado al que, en el mejor de los casos, se le dificulta aprender inglés como segundo idioma y obtener buenas calificaciones simultáneamente, el reto del aprendizaje desde casa incrementa el nivel de dificultad.

Emily Francis, maestra de Inglés como Segundo Idioma (ESL, por sus siglas en inglés) en Concord High School en el condado de Concord, dice que tratar de enseñarle a sus estudiantes de forma remota ha requerido acostumbrarse a este nuevo proceso.

“Es como si me hablara a mí misma, y es tan diferente,” dice. “El lenguaje se adquiere por medio de la interacción.”

Si usted visitara el aula de Francis antes del COVID-19, observaría lo valiosas que son las relaciones que ella entabla con sus estudiantes. La manera en la cual ella interactúa con sus estudiantes posee una soltura que le ayuda facilitar el aprendizaje. Mucho de eso se pierde durante la transición al aprendizaje a distancia.

“Estar con mis estudiantes en el aula es tan diferente a publicar las tareas en línea,” dice. “Esto es una historia completamente diferente.”

Joan Lachance es una profesora asociada de educación y directora del Certificado de Posgrado con Énfasis en Enseñanza de Inglés como Segundo Idioma (TESL, por sus siglas en inglés) para los programas de TESL en UNC Charlotte. Ella dice que las interacciones con sus maestras y maestros no es lo único que le falta a estudiantes de ESL. También se pierde el intercambio que usualmente tienen con sus compañeros en el aula.

“Desde una perspectiva del desarrollo lingüístico e incluso desde una perspectiva del desarrollo cerebral, sabemos que el desarrollo del lenguaje es una construcción social, y tanto niñas como niños necesitan sentarse juntos y tener mucha y mucha interacción entre sus compañeros,” dice.

La interacción entre estudiantes puede ayudar a facilitar habilidades como la resolución de problemas, sin mencionar el hecho que los estudiantes están más dispuestos a tratar de hablar en un segundo idioma si lo hacen con otros estudiantes que están enfocados en la misma tarea, dice Lachance. Estos son factores que simplemente no se pueden replicar en línea, dice.

Lachance también explica que mucho se pierde cuando se trata del aprendizaje en línea. Por ejemplo, la comunicación no verbal. El lenguaje corporal es una herramienta esencial que los humanos utilizamos para comunicarnos, y esto se reduce o se pierde por completo en línea.

Y el aprendizaje a distancia puede ser particularmente difícil para maestros de ESL, debido a que a menudo están co-enseñando con maestros de clases tradicionales. Esto significa que el maestro de ESL necesita poder coordinar lo que está enseñando con el maestro de clases tradicionales o, en algunos casos, con varios maestros de clases tradicionales.

“¿Será que el maestro de educación general puede incluir al maestro de ESL en todas sus clases de Canvas con todos sus estudiantes?” pregunta Lachance. “¿O será que el maestro de ESL necesita tener su propia página de Canvas?”

Y todos estos retos son apenas los únicos que surgen si suponemos que todo el estudiantado tiene acceso a las herramientas necesarias para su aprendizaje a distancia. Pero esta suposición es errónea.

Francis dice que su escuela llamó a todos sus estudiantes para determinar quiénes tenían dispositivos electrónicos y quiénes no. Quienes no tenían podían pedir cita en la escuela para recoger un dispositivo.

Pero algunas de las madres y los padres de sus estudiantes de ESL trabajan uno o más empleos y no podían ausentarse de su trabajo por el tiempo necesario para recoger un dispositivo. Y aún así, incluso si un estudiante puede conseguir un dispositivo, existe la incógnita de entender cómo acceder al aprendizaje a distancia. 

“Debes dominar el lenguaje sólo para saber cómo acceder al contenido, y éste no es el caso para una gran cantidad de mis estudiantes,” dice Francis. “Todavía debemos contactar a sus mamás y papás por lo menos tres veces a la semana. Si vemos que hay estudiantes que no han accedido los documentos que tenemos en línea, entonces deberemos ofrecerles sus tareas en papel.”

Y después de eso, ¿qué sucede si hay estudiantes que ni siquiera tienen el tiempo para realizar el aprendizaje a distancia? Francis dice que este es un problema que ha surgido con algunos de sus estudiantes.

Ella dice que hay estudiantes que le dicen que no puede tener clases presenciales en línea porque están trabajando. Sus madres y padres les dijeron que si no están yendo a la escuela, entonces deben trabajar. Y hay varias otras situaciones difíciles que impiden que los estudiantes continúen con su aprendizaje.

“Tengo otros estudiantes que deben quedarse en casa con sus hermanas y hermanos, así que me dicen Ms. Francis, yo no puedo estar en las clases presenciales porque tengo cuatro hermanos corriendo alrededor mío,” dice.

A pesar de esto, Francis dice que sus estudiantes la alientan. Ella también tiene una pequeña hija en casa, y se le dificulta encontrar el tiempo. Pero se mantiene en contacto con sus estudiantes a través del correo electrónico, plataformas sociales y el teléfono.

“No me preocupa que no hagan las tareas. Yo pienso que es sólo una herramienta para que puedan mantenerse en su trayectoria de aprendizaje,” dice. “De lo que se trata es mantener tu cerebro ágil y activo.”

Y ella dice que incluso si un estudiante no puede practicar sus habilidades de inglés con otra persona cara a cara, hablar y leer en su idioma natal aún puede ayudar con el crecimiento de las sinapsis lingüísticas en su cerebro.

Otro problema del aprendizaje a distancia es el tema de seguridad. Un porcentaje de estudiantes de ESL proviene de familias donde algunos o todos sus parientes pueden estar indocumentados. 

“Creo que otro tema que estamos navegando por primera vez en este contexto es la noción de seguridades digitales,” dice Lachance.

Ivanna Mann Thrower Anderson, Asesora de ESL/Título III en el Departamento de Instrucción Pública del estado (DPI, por sus siglas en inglés), dice que su equipo forma parte de la junta de una organización nacional llamada la Asociación Nacional para Administradores de Programas de Estudiantes del Inglés. Anderson es la presidente anterior inmediata. Ella dice que se pusieron en contacto con la Oficina Federal de la Adquisición del Idioma Inglés preguntando sobre el tema de seguridad, y esperan recibir orientación del gobierno federal pronto.

El equipo de Anderson en el DPI ha estado ocupado ayudando a maestros de ESL alrededor del estado. Ella dice que el departamento tiene una sección en línea con recursos para estudiantes de inglés. Anderson señala que mientras los estudiantes de ESL aprenden inglés, lo mismo se puede decir de la mayoría del estudiantado infantil.

El DPI también ha conformado un equipo de apoyo para estudiantes de inglés, lleno de administradores y educadores competentes en el tema de ESL. Este grupo usualmente lleva a cabo aprendizajes profesionales y entrenamientos cara a cara, aunque obviamente su enfoque es un poco diferente ahora.

El equipo ha puesto en acción varias cosas como webinarios y conversaciones en Twitter. Están realizando una serie de pláticas con el propósito de ayudar a maestros a encontrar las estrategias adecuadas para enseñar en línea. Y Anderson dice que la retroalimentación que ha recibido es muy positiva. Ella dice que los maestros han intercambiado notas e ideas para determinar cómo pueden mejorar el aprendizaje a distancia. No sólo les interesa mejorarlo ahora, sino también desean prepararse si una situación similar se presenta en el futuro.

“Nuestros equipos están escuchando atentamente lo que se está diciendo alrededor del estado y están tratando de hacer todo lo posible para ofrecer los recursos necesarios,” dice.

A pesar de todos los retos a los se que enfrenta la comunidad ESL — tanto estudiantes como maestros — Lachance dice que está convencida que todos se sobrepondrán ante esto. Los profesionales de ESL son un grupo dedicado, dice.

“Cualquiera de nosotros que enseñamos el inglés como segundo idioma… haremos lo que sea necesario para apoyar a nuestros estudiantes y apoyar a los maestros que apoyan a los estudiantes,” dice Lachance.


A continuación encontrará una lista de recursos que Anderson envió a EdNC.org (nota: el contenido de estos vínculos está en inglés):

Sitios EL (EL = Estudiantes de Inglés):

Sitios de recursos del DPI:

Sitios nacionales:

Alex Granados

Alex Granados is senior reporter for EducationNC.