Skip to content

El detrás de escena de nuestro reportaje Latinx: Construyendo empatía y comprensión a través de nuestra humanidad compartida

Nota de la Editora: Carol Bono es una reportera multimedia con una pasión por estudiantes ESL (Inglés como Segundo Idioma) y estudiantes Latinx. Éste es un cuaderno de viaje que ofrece una mirada al detrás de escenas de su trabajo durante COVID-19 y sienta un precedente para el futuro contenido Latinx de EdNC.

Click here to read this article in English.


¡Mucho gusto! Soy Carol

Nací en Guatemala. Crecí hablando español e inglés, por lo que resulté hablando espanglish desde pequeña hasta mi adolescencia (debo admitirlo, si me preguntan, el espanglish es mi primer idioma). Me gradué de la Universidad Rafael Landívar con una licenciatura en ciencias de la comunicación con énfasis en comunicación para el desarrollo.

Me mudé a Carolina del Norte en julio 2016 para estudiar una maestría en comunicación masiva con un enfoque en periodismo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Durante mi tiempo ahí, fui co-fundadora de Carolina Ahora, un noticiero en español que reporta sobre temas relevantes para la comunidad Latinx en el campus. Durante mi último semestre, fui la directora de noticias para Carolina Ahora y Carolina Now.

El equipo de Carolina Ahora en 2017. Shepard Barnes/The Daily Tar Heel

Navegando COVID para principiantes

La semana de Marzo 9-15 lucía muy emocionante. Tenía varias entrevistas agendadas para producir contenido para Bridge 2020, una reunión que busca dialogar sobre el trabajo realizado y el trabajo por realizar para orientar a estudiantes, educadores y líderes de Carolina del Norte hacia la preparación y el éxito.

Este año, la agenda se enfocaría en la experiencia Latinx sobre estos temas. El sábado, 14 de marzo, el gobernador Roy Cooper emitió una orden ejecutiva que cerraría todas las escuelas públicas K-12 para limitar la propagación de COVID-19.

Debo admitirlo, por mucho que me enorgullezco de estar preparada ante cualquier situación durante una entrevista, nunca se me ocurrió incluir en mi manual un capítulo sobre “navegando COVID para principiantes.”

Tenía cinco entrevistas programadas para esa semana en marzo. Éstas son las historias de mis interacciones con cuatro líderes esa semana, las últimas entrevistas en persona que he realizado desde que la pandemia comenzó. Estas conversaciones dieron lugar a una serie de artículos destacando voces Latinx en Carolina del Norte. Puedes explorarlos aquí.

Alex Villeda

Entrevisté a Alex en Cocoa Cinnamon. Él estaba preparándose para sus exámenes de la junta médica y usualmente iba ahí para estudiar.

Conocí a Alex cuando produje un reportaje sobre SALUD: la Academia Escolar para Latinxs Unidos por la Diversidad. Como el director y fundador de SALUD, el objetivo de Alex es ofrecerles mentores Latinx a estudiantes Latinx.

“Estaba en esta escuela secundaria donde gran porcentaje del estudiantado era Latinx pero yo era el único maestro latino ahí,” dijo. “Yo quería que tuvieran confianza en sí y que se sintieran capaces de lograr lo que sea que quieran lograr. Necesitaba que supieran que alguien cree en sus capacidades y que pueden cumplir sus metas.”

Llegó a Cocoa Cinnamon con su hija Yaslene. Mientras prepararaba la cámara y el resto del equipo, fueron a comprar comida. Me enternece ver cómo Alex interactúa con Yaslene. Es tan evidente lo mucho que él la cuida y cómo se encarga de guiarla a través de su vida.

Como estudiante de medicina de tercer año, Alex está estudiando para ser pediatra. Sólo tomando en cuenta la forma en la cual interactúa con Yaslene, es claro que necesitamos pediatras como él — alguien a quien le importan nuestras niñas y nuestros niños y los respeta.

Unos días más tarde, Prometric cerró sus centros de examinación indefinidamente. Esto significó que Alex ya no podría realizar el examen para el cual se había preparado durante varias semanas.

Ricky Hurtado

Cuando salí de mi carro cargando varias bolsas de equipo de video y me encaminé hacia Ricky, lo primero que dijo fue, “¡Hola, Carol! ¿Te puedo ayudar con eso?” Le dije que no, ya que prefiero mil veces ser quien sude y no la persona a la que entrevisto, pero ese gesto hizo que me cayera muy bien. 

Ricky demostró ser muy flexible. Inicialmente pensamos grabar en el Carolina Latinx Center. Sin embargo, el aire acondicionado estaba prendido a la máxima potencia, lo cual iba a causar problemas al grabar audio.

Logramos encontrar un espacio bajo la sombra de un árbol, cerca del Old Well. Mientras preparaba la cámara, Ricky me contó sobre varios proyectos por venir de LatinxEd, incluyendo la Academia de Verano Somos Carolina, un programa de tres semanas para estudiantes de secundaria que busca ayudarles a apreciar su cultura, comunidad y habilidades de liderazgo.

“Eso marcó significativamente mi trayecto — como hijo de inmigrantes, como estudiante, luego como estudiante universitario y luego como un profesional en Carolina del Norte — tratando de que nuestro estado vea que nos estamos adentrando a un siglo veintiuno nuevo, diverso y multicultural. Y necesitamos aceptar a cada persona que vive aquí. ”

— Ricky Hurtado

Mientras Ricky me contaba sobre LatinxEd, no pude evitar notar la pasión en su voz, la emoción en su mirada. A él realmente le importan nuestras y nuestros estudiantes Latinx y se está asegurando que tengan todos los recursos necesarios para convertirse en líderes de nuestra comunidad y nuestro estado.

Historia migratoria de la familia de Ricky

Como parte de su entrevista, le pregunté a Ricky sobre la historia migratoria de su familia. Me contó que su mamá y papá huyeron de El Salvador en 1980 para escaparse de una guerra civil. Compraron un boleto de ida a México y eventualmente llegaron a Los Ángeles, California. “Ahí no termina nuestra historia migratoria,” dijo. “Fue justo después de los disturbios de Rodney King en Los Ángeles que mi mamá y papá experimentaron por primera vez la tensión racial en los Estados Unidos. Comenzaron a ponerse muy nerviosos, ya que no sabían qué significaba eso al tener a nuestra familia en una ciudad tan grande.” Vendieron todo, empacaron su carro, y su familia se mudó a Sanford, Carolina del Norte en 1996.

“Carolina del Norte ha sido nuestro hogar desde entonces,” dijo.

Alessandro García

Book Harvest me conectó con la familia de Alessandro. Con tres años de edad, él ha sido uno de sus Book Babies casi toda su vida.

Su mamá, Mari, me dejó entrevistarlo en su casa. Llegué justo cuando ella se estaba parqueando. Fueron a cortarle el cabello a Alessandro y él tenía muchas paletas que lo confirmaban.

Mari fue muy dulce y preparó a Alessandro para su entrevista. Durante los últimos días, ella lo grabó con su celular para asegurarse que él se sintiera cómodo cuando yo usara mi cámara. Mari también le contó que yo era una de sus buenas amigas.

Desde el momento que interactué con Alessandro, él me hizo sentir como que éramos amigos del alma. Él inmediatamente empezó a lucirse, tocando la batería y enseñándome sus poses de Spider-Man.

Aquí apenas estaba en la paleta número 2.

En medio de su entrevista, se levantó, corrió hacia su cuarto y me dijo, “¡Ven a ver el montón de juguetes!” Dado que no quería dar la impresión errónea, le pregunté a su mamá si estaría bien si lo acompañaba. Ella se rió al ver su emoción y dijo que no había problema.

Cuando entré a su cuarto, Alessandro continuó enseñándome todos sus juguetes: un caballo de peluche tan grande que podía montarlo, varios carritos Hot Wheels, un peluche de Capitán América y el puño de Hulk destrozando una de sus paredes. Luego de un tiempo, le pregunté si él quería terminar su entrevista. Bajamos las gradas y logramos grabar unos minutos más antes de que él empezara a jugar con unos bloques. En ese momento, estaba claro que ya no quería jugar a la entrevista y que él estaba listo para jugar algo más con su nueva amiga. Mi corazón se derritió por completo.

Durante todo este tiempo, Alessandro se comió todas sus paletas. Cuando su mamá se dio cuenta de lo que había hecho, lo vio con esa mirada que es tan propia de las mamás cuando has hecho algo que no debías. Me disculpé y salí del cuarto para empezar a empacar mi equipo de grabación.

Alessandro desató toda su energía con su batería.

Unos minutos después, Mari salió del cuarto y tuvimos oportunidad de hablar. Me contó que es ingeniera mecánica. Ella y su esposo trasladaron a su familia de Venezuela a los Estados Unidos hace tres años, cuando Alessandro era un bebé. Ella se preguntó cuál sería la mejor forma de ejercitarse en el gimnasio con COVID-19 y cómo le iban a hacer las personas para desinfectar las máquinas después de cada uso.

Ella me ofreció un pedazo de pastel de merengue de limón. Un sentimiento de familiaridad me inundó. Era tan reconfortante poder hablar español con alguien cara a cara.

Sin darme cuenta, ya había pasado tres horas en su casa. Sentí que ya me habían dado demasiado de su tiempo, pero Mari pensaba lo contrario. Me invitó a cenar arepas caseras. Rechacé la oferta con tanta tristeza — me costó tanto decirle no a las arepas — pero prometí que lo haríamos en otra ocasión. Alessandro se aseguró de darme un abrazo antes de irme.

Salma Villarreal

Conocí a Salma el viernes 13 de marzo. Éste sería el mismo día que empezarían los cierres de escuelas en Charlotte debido a COVID-19.

Quería asegurarme que ella se sintiera lo más cómoda posible, aunque eso significara posponer su entrevista. Llegué con mi equipo de grabación de siempre más un bote de toallitas desinfectantes y desinfectante para manos. Cuando entré, varias miembros del personal de ourBRIDGE for KIDS estaban al teléfono, hablando con familias sobre los cierres escolares. Vi a Salma y me llevó a su oficina.

Kevin no paraba de lucirse enfrente de la cámara. Esto cambió cuando se dio cuenta que estaba tomando video y no fotos.

Ha sido mi privilegio darle seguimiento al equipo de ourBRIDGE durante cuatro meses para aprender cómo ha redirigido sus esfuerzos para apoyar de mejor manera a 150 niñas y niños y sus familias de la forma más segura posible, mientras encuentran la manera de hacer que estos esfuerzos sean sostenibles a largo plazo.

No sé si esto sucedió debido a nuestra conversación inicial durante ese primer día de COVID-19, pero Salma confió en mí y me comentó lo mucho que le encanta trabajar con las niñas y los niños en ourBRIDGE, cómo es la estructura del programa y lo mucho que le hubiera gustado tener un ourBRIDGE en su niñez.

Le agradecí por su tiempo y confianza. “Nunca me había sentido tan cómoda hablando, especialmente enfrente de la cámara, ay Dios,” dijo.

Salma me guió a través del edificio, enseñándome cómo organizaron los salones. Me cuenta que, en ese momento, todo el mundo estaba limpiando en preparación para el año nuevo persa, un momento cuando limpias para crearle espacio a lo que se viene. Sentí que encajaba muy bien con mis toallitas desinfectantes.

Caminamos hacia afuera y encontramos a varias niñas y varios niños alrededor de una mesa de picnic. Inmediatamente, la cámara obtuvo reacciones opuestas: algunos se cubrieron la cara, mientras otros corrieron hacia mí.

Conocí a Winta, quien me sonrió y me ofreció algunas de sus monedas de chocolate. Le enseñé cómo funciona el gimbal.

Kevin empezó a lucirse para la cámara. Se congeló en una pose, pensando que yo estaba tomando fotos, y corrió cuando le dije que en realidad estaba tomando video.

Vi a Angel, quien tenía su propia cámara. Nos grabamos por unos momentos.

Cada niña y niño aquí irradia tanta felicidad. Están en un lugar con personas que les quieren y les recuerdan cada día que aquí es donde pertenecen.

Este sería el último día cuando el equipo de ourBRIDGE podría interactuar con sus niñas y niños dentro del edificio.

Lo que se viene

Luego de la serie Comunidad, continuaré compartiendo la voces de la comunidad Latinx en Carolina del Norte — incluyendo artículos traducidos al español (¡como éste!)

¿Cuáles son tus comentarios y dudas? Por favor mándame ideas y comentarios a CBono@EdNC.org.

Muchísimas gracias por leer este artículo y conocernos. Para finalizar, te comparto mi deseo:

“Desde hace tanto tiempo, han habido tantas cosas que no funcionan para todos nuestros estudiantes. COVID-19 ensanchó estas inequidades, invitando todo esto, y nos enseñó que verdaderamente hay un sistema que funciona para estudiantes blancos, privilegiados y adinerados y que no funciona para los demás estudiantes en el otro lado del espectro. Yo de verdad espero que ahora las personas estén buscando formas en las cuales podemos rehacer las cosas, reimaginar la educación y vivir en una sociedad más equitativa debido a COVID.”

— Salma Villarreal

Carol Bono

Carol Bono is the Communications Manager of LatinxEd and an award-winning bilingual multimedia storyteller.