Skip to content

¿Conoce a un joven trabajador agrícola? El Programa de Educación para Migrantes está para ayudarle

Miles de hombres, mujeres y niños viajan a Carolina del Norte cada año en busca de trabajo en agricultura o pesca. Ese grupo comúnmente incluye jóvenes en edad escolar que han optado por trabajar durante una temporada o todo el año, y familias con niños en edad escolar. 

Cuando terminen las temporadas de cosecha y pesca, es posible que se trasladen a otros estados. Pero mientras vivan en Carolina del Norte, estos jóvenes pueden ser elegibles para recibir una amplia gama de servicios de apoyo académico y social a través del Programa de Educación para Migrantes (MEP, por sus siglas en inglés).

¿Qué es el Programa de Educación Migrante? ¿Y quién es elegible?

El programa, creado como parte del Título 1 de la Ley de Educación Primaria y Secundaria (o ESEA, por sus siglas en inglés) en 1965, utiliza fondos federales para ayudar a los estudiantes migratorios a “enfrentar grandes desafíos académicos, superando los obstáculos creados por mudanzas frecuentes, interrupciones educativas, diferencias culturales y de idioma y problemas relacionados con la salud”, según el sitio web del Departamento de Instrucción Pública (DPI, por sus siglas en inglés) de Carolina del Norte.

Estos servicios son complementarios a cualquier fondo estatal, local o federal que se brinde a los estudiantes en su distrito escolar.

“El propósito del programa migrante es brindar servicios complementarios a esos estudiantes. Por lo tanto, tendrían acceso a los fondos del Título 1 o a los fondos que estén disponibles”, dijo la Dra. LaTricia Townsend, directora de monitoreo y apoyo de programas federales en el DPI. “Es la cereza del pastel. No es la base; es lo que (el estudiante) obtendría por encima — es otro nivel de apoyo que estaría recibiendo”.

El programa no garantiza los servicios a todos los estudiantes que se han mudado a Carolina del Norte desde otro estado o país. Más bien, los estudiantes elegibles deben cumplir con los siguientes criterios:

  • Tienen entre 3 y 21 años.
  • Todavía no han recibido un diploma de escuela secundaria o su equivalente.
  • Se han mudado a un distrito escolar en los últimos 36 meses.
  • Sus padres, tutores, cónyuges o ellos mismos deben haberse mudado por necesidad económica y haber trabajado en la producción agrícola o pesca en los últimos 36 meses.

En promedio, Carolina del Norte tiene entre 4800 y 5100 estudiantes matriculados en un MEP, dijo el Dr. Heriberto Corral, coordinador de participación de padres y datos de MEP del DPI.

¿Qué servicios pueden recibir los estudiantes?

Los servicios dentro del programa se pueden dividir en dos campos: servicios académicos y servicios de apoyo social.

Servicios de instrucción

Para los estudiantes de preescolar, los reclutadores del MEP pueden ayudar a las familias a inscribir a su niño o niña en un programa preescolar en su distrito, o pueden asignar un tutor para brindarle un mínimo de 18 horas de instrucción por año escolar o durante el verano.

Para los niños mayores, el objetivo académico del programa es que reciban un diploma de educación secundaria, dijo Juan Carlos Álvarez, quien supervisa la identificación y el reclutamiento de estudiantes para el programa en el DPI.

Los estudiantes de K-12 pueden recibir servicios de tutoría adicionales en conjunto con los servicios de tutoría que ya se ofrezcan a los estudiantes que asisten a su escuela. Los distritos con MEPs independientes también pueden ofrecer programas de verano adaptados a los estudiantes migratorios.

Durante el verano, Carolina del Norte ve una “gran afluencia” de jóvenes que no asisten a la escuela, aquellos que no están inscritos en un distrito pero son elegibles para recibir servicios a través de un MEP, explicó Corral. Estos estudiantes, por ejemplo, pueden recibir tutoría en inglés o pueden ser conectados a programas de equivalencia de educación secundaria para obtener su diploma.

Servicios de apoyo

Los servicios de apoyo social están diseñados para garantizar que se satisfagan las necesidades de las familias migratorias y los jóvenes; así podrán participar plenamente en su educación, dijo Hunter Ogletree, coordinador de cumplimiento del MEP para el DPI. Eso significa que la gama de servicios es amplia.

“Si un niño no tiene un colchón para dormir por la noche porque su familia acaba de mudarse a Carolina del Norte desde Florida, en un automóvil pequeño y no tenía espacio para traer un colchón, entonces podría recibir un servicio de apoyo social. (Podría recibir) un colchón para ese niño para que pueda descansar bien y participar plenamente en la escuela al día siguiente”, dijo Ogletree.

Álvarez ofreció el ejemplo de ayudar a un estudiante a obtener anteojos si su familia no puede pagarlos. Los reclutadores pueden comunicarse con un oftalmólogo para preguntar sobre descuentos, hablar con una enfermera escolar sobre programas para obtener anteojos gratis o pueden usar fondos federales para pagar los anteojos. 

Los servicios de apoyo social pueden incluir asistencia con el transporte, la interpretación (lo que incluye, por ejemplo, programar citas con el médico) y otros apoyos para la familia o el niño. Los reclutadores también han organizado clases para estudiantes migratorios sobre cómo navegar la vida diaria en Carolina del Norte. Esas clases han incluido lecciones sobre cómo pedir comida en un restaurante, obtener una identificación o abrir una cuenta bancaria.

¿A quién deben contactar los estudiantes y las familias para unirse a un MEP?

Treinta y un distritos escolares de Carolina del Norte tienen su propio programa independiente; estos reciben fondos federales a través del DPI pero son administrados por funcionarios del distrito. Todos los otros distritos son supervisados ​​por uno de los reclutadores regionales del DPI, quienes viajan entre los distritos de su región para garantizar que los estudiantes reciban los servicios que necesitan. 

Mapa que muestra al reclutador regional del MEP para distritos sin un MEP independiente. 
Cortesía del Departamento de Instrucción Pública.

Haga clic en su distrito para encontrar información adicional sobre su MEP:

Los estudiantes de las Escuelas de la Ciudad de Clinton que son elegibles para unirse a un MEP pueden recibir beneficios a través de las Escuelas del Condado de Sampson, dijo William Vann, director de programas especiales de las Escuelas de la Ciudad de Clinton. Los estudiantes de los condados de Columbus, Greene y Halifax, así como las Escuelas de la Ciudad de Whiteville, pueden comunicarse con su distrito para obtener información adicional sobre su MEP local.

Una vez que un distrito identifica al menos a 50 estudiantes migrantes, los líderes del distrito pueden decidir iniciar un MEP, pero no están obligados a hacerlo, dijo Álvarez.  

“Estamos en comunicación con los distritos más grandes y esperamos la posibilidad de iniciar su propio programa independiente”, dijo Álvarez.

¿Qué pasa si el estudiante solo estará en Carolina del Norte por un breve tiempo?

Los jóvenes elegibles pueden recibir servicios sin importar cuánto tiempo estarán en Carolina del Norte.

Townsend dijo que los MEPs no están obligados a apoyar a un estudiante si él o ella se graduó de la escuela secundaria, cumplió 22 años o se mudó a otro estado (o distrito, si recibe servicios de un programa local). Además, es posible que los estudiantes ya no reciban servicios si su “elegibilidad expiró 3 años después de la inscripción en el programa y sin un nuevo movimiento calificador que reiniciaría el reloj por otros 3 años”, dijo Townsend en un comunicado enviado por correo electrónico.

Si un estudiante se va de Carolina del Norte para trabajar en otro estado, el reclutador regional o del distrito de su programa puede informar al MEP de ese estado que un estudiante se dirige hacia allá utilizando una base de datos federal conocida como Intercambio de Información de Estudiantes Migrantes (o MSIX, por sus siglas en inglés).

A través de MSIX, los estados pueden “garantizar la inscripción, colocación y acumulación de créditos adecuadas para los niños migrantes en todo el país”, según el Departamento de Educación de EE.UU

Townsend dijo que la información compartida a través de MSIX es “completamente confidencial y protegida por FERPA (Ley de Privacidad y Derechos Educativos de la Familia)”.

¿Cómo se reclutan los estudiantes para el programa?

Los niños y las familias pueden comunicarse directamente con el reclutador de MEP de su distrito o región para obtener información, dijo Álvarez. 

Pero cuando Álvarez era reclutador del programa del condado de Bladen, dijo, el proceso de reclutamiento era mucho más complicado y requería una conexión profunda con la comunidad.

Para empezar, descubría qué cultivos se cosechaban en su condado y cuándo llegaría la mayoría de los trabajadores. Luego, ubicaba escuelas donde se inscribieran trabajadores jóvenes o niños que viajaban con trabajadores. Encontraba tiendas de segunda mano, supermercados, negocios latinos e incluso lavanderías alrededor de esas escuelas para distribuir volantes o hablar con la gente. 

Estos son métodos que los reclutadores todavía usan hoy en día, dijo Álvarez.

Los reclutadores también se han basado en una encuesta ocupacional desarrollada por el DPI para identificar a las familias trabajadoras agrícolas inscribiendo a estudiantes en las escuelas de Carolina del Norte. Hasta ahora, la encuesta ha sido opcional, pero será obligatoria en el próximo año escolar, dijo Corral.

Álvarez dijo que los reclutadores también trabajan con propietarios de granjas locales o asociaciones de productores para ser notificados cuando los trabajadores lleguen al estado.

Cuando los reclutadores encuentran familias o trabajadores interesados ​​en el programa, completan un certificado de elegibilidad para determinar si la persona puede recibir los servicios. El formulario no requiere un número de Seguro Social o prueba de ciudadanía para ser elegible.

Álvarez dijo que la información proporcionada a los reclutadores es completamente confidencial según la Ley de Privacidad y Derechos Educativos de la Familia (FERPA) y no se puede compartir a menos que lo solicite un juez.

“Si cree que podría calificar, queremos hablar con usted para ver si es elegible”, dijo Ogletree. “Y luego podrá aprovechar todos estos servicios de alta calidad que ofrecemos”.

Sergio Osnaya-Prieto

Sergio Osnaya-Prieto is a communications strategist at EducationNC.